lunes, 17 de junio de 2013

El AVE que vuela hacia atrás.

Hoy se inaugura el AVE que unirá Madrid y la ciudad de Alicante. Parece que los madrileños tendrán "su playa" más cerca, generando, dicen, un incremento de 70 millones de € en el PIB de la provincia mediterránea. Una gran noticia para muchos pues, además, se prevee la creación de 700 puestos de trabajo gracias a la llegada de este moderno ferrocarril a la capital de la Costa Blanca.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. La llegada de la alta velocidad a Alicante perjudicará a muchos de aquellos viajeros que cogíamos con cierta regularidad el tren hacia la capital desde las ciudades del interior de la provincia. Sin ir más lejos, la supresión de la parada del tren a su paso por la estación de Elda-Petrer hará que muchos echemos en falta aquellos modernos ALVIA que hacían que Madrid estuviese más cerca para los ciudadanos de esta conurbación de más de 100.000 habitantes (junto con Monóvar).

Ahora no habrá más remedio que desplazarse a Alicante o a Villena para coger el AVE. Ciudades, ambas, sitas a 30km de Elda-Petrer. Una distancia que, en principio, no es excesiva pero que, teniendo en cuenta la mala combinación hacia ambas ciudades con transporte público, la cosa se complica. Más todavía teniendo en cuenta el precio del mismo. 

Esta pésima gestión del transporte público tiene como resultado que España sea el cuarto país del mundo con más coches por habitante. Algunos lo verán como una señal de progreso, pero lo cierto es que no es más que una aportación más a un desarrollo insostenible, con un fuerte impacto negativo para el medio ambiente. Todo ello producto de los malos accesos y conexiones entre estaciones que hacen que, teniendo los mejores trenes del mundo, en España contemos con una red ferroviaria que deja mucho que desear.

Malos y accesos y conexiones que, por otro lado, también existen con los aeropuertos, haciendo que el rendimiento de muchos de ellos no sea el deseado y que se multipliquen infraestructuras inútiles. 

En fin, inversiones descontroladas y mal gestionadas que suponen un despilfarro de recursos continuado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada